TheMine
Domingo, 14 Febrero 2016 18:05

Rennes (Francia)

Escrito por Sara B.
Valora este artículo
(1 Voto)

La Ville:

Rennes, capital de Bretaña, es una bonita ciudad al noreste de Francia, que a pesar de la insistencia de la lluvia sabe enamorar a todos los que hemos pasado por ahí.

Estudiantil e internacional, es un destino ideal para sacar el máximo partido a tu experiencia Erasmus.

Casas

En cuanto a qué banco elegir, mi recomendación es Le Crédit Agricole. Hay oficinas por toda la ciudad y el trato suele ser amable aun que no puedo garantizar que hablen inglés. Si eres estudiante de entre 18 y 24 años el primer año solo cobran 1€ al mes por el mantenimiento de la cuenta.

Por otro lado la compañía telefónica recomendada es Free . Tiene dos tarifas que interesan a los estudiantes: 2€ al mes con mensajes ilimitado, 2H de llamadas en Francia y 100 otro destinos (España incluida) y 50 mégaoctet de internet (6,5 Mb); o 20€ con llamas y mensajes ilimitados en Francia y otros 100 destinos (España incluida) y 50 gigaoctet (6,5 Gb) de internet.

Tarifa Móvil

¡Increíble pero cierto!

En cuanto al idioma no esperéis encontraros a gente que hable inglés aun que si que podéis encontrar gente que hable español dada la cercanía entre los países. Y con el francés paciencia, da igual cuanto de bien creas que estás pronunciando algo que los franceses no van a entenderte.

Le supermarché:

Los supermercados más habituales en Rennes son: Carrefour (y Carrefour Express), Super U (y U Express), LIDL y E.Leclerc. En mi opinión el más recomendable es este último que además se encuentra en un centro comercial con muchas más tiendas. Tiene una gran variedad de productos y es el que está mejor de precio. El único inconveniente es que se encuentra un poco más alejado del centro, pero no hay distancia que un bus no pueda solucionar.

No os alarméis la primera vez que vayáis a hacer la compra. Sobre todo en la carne y los embutidos se nota la diferencia de precio en referencia a España.

A parte de los supermercados tradicionales no podéis dejar de ir a los mercados. El más famoso es el Marché des Lices y en él, todos los sábados hasta las 14:00, los productores venden verduras, quesos, carne, dulces, pan… ¡de todo! No hay sentimiento más francés que volver a casa con una barra de pan bajo el brazo, un buen trozo de queso y un par de verduras.

Mercado

De las panaderías y pastelerías ni hablamos. A cada paso te encuentras con una y hace falta mucha fuerza de voluntad para no parar en todas y cada una de ellas.

Le Nourriture:

Si hay algo de lo que los franceses están orgullosos es de su cocina y con mucha razón.

Cómo platos típicos de esta zona tenemos las crêpes y las galettes. Todos sabemos lo que son las crêpes pero estas son de otro mundo y en cuanto a sabores tienes de todos los que puedas imaginar. Su precio ronda los 3/ 4€. También hay puestos donde en un minuto te hacen un crepe más simple pero no por ello peor y, además, más económico.

Las galettes son parecidas pero se hacen con harina de trigo negro y suelen llevar un relleno salado, el más normal el de jamón, queso y huevo. Su precio ronda 4/ 7€.

Una comida 100% bretona estaría formada por una galette de primero acompañada de sidra bretona y de postre crêpe.

Creperías hay por todas partes. Es muy recomendada la Creperie Saint Gregoire aunque está a las afueras de la ciudad, o la Creperie Saint Anne que se encuentra en la plaza Saint Anne (¡sus crêpes de chocolate no os decepcionarán!)

Crepe

Si sois de los que disfrutáis probando otro tipo de cocina, la ciudad está llena de restaurantes indios, chinos, italianos, japoneses etc.

Le transport:

A pesar del tamaño de la ciudad, esta cuenta con un metro. Actualmente sólo con una línea que recorre la ciudad de norte a sur.

Además hay un gran número de autobuses que llegan donde no llega el metro.

El precio de un viaje es de 1’50€ y puedes usarlo durante una hora. Si compras un ticket de 10 el precio es de 13’70. También está la posibilidad de comprar un abono de 1 a 12 meses. El precio ronda los 28’10€ (por mes)

Por último, tiene servicio de bicicletas con estaciones (82 en total) por el centro de la ciudad. 

Hay que pagar una fianza que te la devuelven al cancelar tu tarjeta y una vez empiezas a usar las bicis tienes la primera media hora gratis, lo cual está muy bien por que en media hora puedes llegar a casi todos los sitios, y luego ya empiezan a cobrarte como 1€ por hora.

Si el tiempo acompaña no descartéis moveros andando, sobre todo por el centro. Es una ciudad muy agradable y de esta forma se descubre mucho mejor.

Le Logement:

Las dos residencias de estudiantes más conocidas de Rennes son Insa y Crous .

Los precios de ambas son parecidas (rondan los 250€) y dependen del tipo de habitación que se elija. Ambas tienen comedores con precios bastantes asequibles (en el Crous puedes comer por 3’25 primero, segundo y postre). Si queréis quedaros en residencia daros prisa en enviar la solicitud por que las plazas vuelan.

También tenéis la opción de vivir en un apartamento compartido, un estudio o, incluso, vivir con una familia francesa.

¡No os olvidéis de pedir la CAF! Como en todas las ciudades francesas, los estudiantes podemos beneficiarnos de la CAF (Caisse d’Allocations Familiales: http://www.caf.fr/), una ayuda que da el gobierno francés para el alojamiento. Para solicitarla hay que entregar la partida de nacimiento multilingüe, el contrato de alojamiento y tener una cuenta bancaria francesa.

 

Le voyages:

Si buscas la forma más económica de viajar sin duda el autobús es la mejor opción. Con la compañía Eurolines puedes conseguir viajes que rondan entre los 10€ y los 20€ por Francia (por ejemplo, Rennes París, que son aproximadamente 6 horas, te cuesta 8€) y a partir de 30€ para viajar fuera de Francia.

Si prefieres el tren utilizarías el TGV. Los billetes son más caros pero en tiempo merece la pena. Además, si piensas utilizarlo mucho puedes sacarte por 50€ una tarjeta que te descuenta un 25%  en todos tus viajes por un año.

El Blablacar es también muy utilizado y una forma amena de viajar.

Sin duda la visita más típica es la del Mont Saint Michelle. Se va en autobús, cuesta como 21€ ida y vuelta, hasta el pueblito donde está y de allí se coge un autobús gratuito hasta él. También se puede ir andando y son como 20 min.

Castillo

El resto de los pueblos cercanos a Rennes también son merecedores de una visita, así como la costa bretona.

La vie:

En Rennes no hay por qué descansar, hay posibilidad de salir de lunes a domingo gracias a la cantidad de universitarios viven ahí. Están las discotecas que, como en España, abren sobre las 11 pero no se llenan hasta las 2:00 y cuestan unos 15€ (chicas, eso de entrar gratis a las discotecas aquí es más difícil). Hay una especie de discoteca/bar latina, Cubanacan se llama, por si necesitáis sentiros un poco como en España.

Pero sin lugar a dudas, la zona más típica para salir es la rue de la suaf (la calle de la sed). Una calle llena de bares con diferentes ambientes que, sobre todo los jueves, está abarrotada de jóvenes .

Otro cosa de la que merece la pena aprovecharse es de la organización ESN (Erasmus Student Network) ya que organizan fiestas, quedadas y viajes para estudiantes que, además de tener unos precios muy buenos, son una oportunidad perfecta para conocer gente. Por ejemplo, organizan un viaje a Disney Land Paris donde por 60€ tienes el desayuno, el transporte y la entrada a uno de los parques con FastPass.

Les études et l’université:

En la universidad en la que yo estuve (ESC Rennes Business School) separaban a los estudiantes de Erasmus del resto de alumnos, no en todas las asignaturas pero sí en la mayoría. Éramos unos 20 alumnos por clase y teníamos tres horas de cada asignatura a la semana (dos horas y 50 minutos para ser exactos, no dan las 3 horas por que te dejan 10 minutos de reloj para descansa)

Las clases eran en inglés y bastante más prácticas y más participativas que en España. En la mayor parte de las asignaturas, además del examen final, había que entregar un trabajo.

Los franceses van siempre muy a la moda y en la universidad no iba a ser menos. Además, todo son muy respetuosos, por tanto tratan de usted a todo el mundo, profesores incluidos.

En cuanto al nivel en relación con España no hay mucha diferencia. Los exámenes pueden ser tipo test o de preguntas cortas.

L’Argent:

El alojamiento puede costarte entre 300/500€, más unos 200€ en comida al mes y luego lo que tú gastes en gastos personales y viajes. Con unos 600€ al mes se puede vivir.

 

¡No dejes que todo el papeleo te quite las ganas! Irte de Erasmus es una experiencia que te cambia la forma de ver las cosas, te ayuda a crecer y donde haces amigos de los de toda la vida. 

Visto 710 vecesModificado por última vez en Lunes, 15 Febrero 2016 18:31
Más en esta categoría:« ¡Reserva de Vuelos!Mons »
Inicia sesión para enviar comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información